fbpx

Y Todo Cambió

No es posible regresar el tiempo, ni cambiar todo desde el principio. A pesar de que hiciéramos lo imposible, la situación ya es parte de nuestra sociedad y de la nueva normalidad que nos espera. Es comprensible, que envueltos en lo difícil del momento, temamos convertirnos en prisioneros del pasado, que ahora tiene el sabor de la nostalgia, al que deseamos añadirle lo que no pudo ser; aferrándonos a los recuerdos, impacientándonos por el presente y enfrentándonos a un futuro incierto.

Sin embargo, aún no es momento de abrir las puertas, pero sí, de levantar las rejas y de dejar salir a un ser generoso y caritativo, alguien que no se fija en ambiciones, ni es codicioso. Tenemos la oportunidad de darle un descanso a la vida, regresar a la inocencia y a los albores del existir, rescatar la pureza de un sentimiento, redescubrir la verdadera conexión entre humanos que se creía inexistente, evocar el afecto y la ternura por simplezas que nos eran imperceptibles, recordando que cada uno de nosotros, lucha bajo el mismo cielo.

Somos un  Colegio que pretende mirar hacia un mañana próspero, que implique teñir sueños sustentables y abrigue esperanzas. Nos es factible el tiempo de mirarnos a nosotros mismos y cuestionar nuestra actuación como germen de una nueva sociedad, planteándonos el reto de ser ejemplo, modelo y paradigma para los cambiantes tiempos futuros; marcando una nueva etapa. Cada día, debemos convertirlo en una hoja en blanco, para escribir las más nobles historias con la pluma ética de la sabiduría.  No obstante, guardamos la esperanza de la temporalidad de este cambio, de que el temor se transforme en tranquilidad y que el sufrimiento sea finalmente recompensado.

Hoy por hoy, y frente a un ordenador, aprendemos, estudiamos y nos relacionamos de una forma inusitada y diferente. Extrañamos el afectuoso saludo, las largas tertulias, las magistrales enseñanzas de nuestros maestros, reemplazadas hoy por la fría y lejana pantalla. Pero esto implica una modificación drástica en nuestra conducta, debido a que las exigencias de la autonomía educativa van de la mano de una disciplina responsable y consciente. Está en nosotros ser los gestores de una juventud renovada, que ofrezca  a la sociedad, individuos comprometidos con el progreso.

      María Emilia Vega | Klasse 12 A (IB)
10 últimas Noticias
Buscador
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Powered by