Menú Home
Información
X Aniversario
Fecha
Ecuador

El SUEÑO DEL COLEGIO ALEMAN

Hace ya 10 años, un grupo de “Locos” cuencanos unidos por un ideal:

“El conseguir una educación de excelencia para sus hijos”,

   Empezamos una tarea de titanes, “construir de una nada un Colegio Alemán”, el cual ya contaba con el apoyo incondicional del Consulado Alemán en Cuenca.  Rondaba el mes de mayo del año 2012 cuando las primeras reuniones se realizaban en el Centro Infantil Galena y discutíamos sobre cómo iba a ser plasmada esa idea que, a decir de uno de los personeros del Colegio Alemán Quito “era cosa de locos”.

   Primero se pensó en utilizar las instalaciones de Las Cabañas de Cabogana, idea que fue descartada debido a que se le consideró una zona muy fría para los futuros alumnos y que realimente hubiera sido muy pequeña.  Luego y gracias a la iniciativa de nuestro actual presidente de la AEACEC se definió por arrendar la propiedad del Sr. Ricardo Montesinos en Challuabamba, donde actualmente funciona nuestro colegio, pero que no se parecía en nada a como es ahora ese bien inmueble, que por cierto dentro del contrato de arrendamiento consta una opción de compra que tenemos en cristalizarla en un futuro muy próximo.

   Con esta decisión tomada, las gestiones de adecuación del local existente empezaron en el mes de julio y con mucha suerte fueron encargadas a nuestro cofundador  y entrañable amigo al cual se le apodó en ese entonces “Nuestro súper arquitecto”, Xavier Corral Serrano, quien con su esmero y profesionalismo logro en un tiempo record, entregar para el jueves 10 de octubre, día en el que abrimos las puertas de esta institución contando en ese momento desde el Pre – kínder hasta tercer curso de secundaria.  Muchas anécdotas y vivencias, con un presupuesto negativo, sin capital de trabajo, sino tan solo con ese ideal, el brindar a la ciudadanía y a nuestros hijos una educación de excelencia como dijimos al principio.

   Con lo único que contábamos era solo con el dinero de las inscripciones y matriculas de alrededor de 400 alumnos, comenzamos así la construcción, y tal vez las dos primeras semanas salimos bien, pero luego vinieron los problemas y como la directiva no se decisión por ir a la banca por recursos, nació la idea de captar dinero de inversionistas independientes y padres de familia que teníamos ya la seguridad de que el colegio iba porque iba.

      

   Reencuentro de Miembros Fundadores AEACEC - Colegio Alemán

   La odisea desde julio hasta noviembre y diciembre fue increíble, primero los viernes tarde timbraba el teléfono y con seguridad era la secretaria de nuestro “súper arquitecto”, quien con justa necesidad tenía que pagar su rol y cancelar a proveedores, en ese momento tratábamos de conseguir el dinero y como por obra de magia o más bien de milagro, al fin de la tarde siempre teníamos los recursos para cancelar esas planillas que eran muy grandes. Pero debemos decir que siempre tuvimos una ayuda celestial muy especial como es la de nuestro querido “Ángel Guardián” el hermano Juan Stiehle, y por el cual el colegio lleva su nombre.

   Así fuimos consiguiendo recursos entre préstamos y aportes de padres de familia que confiaron y que después se convirtieron en becas por un valor de más de seiscientos mil dólares, que fueron necesarios para el arranque del colegio.

Sr. Carlos Salazar
Mayo 2010

 

 Cristian Ramírez, Rodrigo Cordero, Augusto Tosi, Jorge Roca,
Marcelo Cordero y Carlos Salazar junto a la placa conmemorativa
de Javier Corral. Fundadores AEACEC

 

 

Carlos Salazar

 Miembro Fundador

AEACEC